usa1.gif (286 bytes)     English * USA    spain.gif (89 bytes)     Espanol * Spanish

Demasiadas oraciones han sido desperdiciadas en la tierra.

¡Quitad La Piedra!

"Jesus, profundamente conmovido otra vez, vino al sepulcro. Era una cueva, y tenia una piedra puesta encima. Dijo Jesus: Quitad la piedra. Marta, la hermana del que habia muerto, le dijo: Senor, hiede ya, porque es de cuatro dias. Jesus le dijo: ¿No te he dicho que si crees, veras la gloria de Dios? Entonces quitaron la piedra de donde habia sido puesto el muerto." (Juan 11:38-41)

 Este es el milagro fisico mas grande que Jesus hizo mientras estuvo sobre la tierra: la resurreccion de un muerto; un hombre en estado de descomposicion por cuatro dias, atado de mano y pies con vendas y con un sudario sobre su cabeza. Ademas, este milagro fue hecho en publico a un hombre bien conocido en su comunidad. Segun el evangelio de San Juan, este milagro fue tambien el ultimo antes de la crucifixion de Jesus. Este milagro fue el que rapidamente condujo a nuestro Senor a la crucifixion. Consideremos ahora el milagro de la resurreccion de Lazaro: que nos dice, que nos ensena, y como fue hecho.

La primera cosa que tuvo que pasar para que el milagro occurriera fue que la piedra deberia ser removida. Esto dice en el versiculo 41, "Entonces quitaron la piedra de donde habia sido puesto el muerto." Frecuentemente hay una piedra entre nosotros y un milagro. Nosotros podemos orar, y orar, y orar; podemos aun clamar en alta voz y volvernos muy fervientes en nuestras oraciones. Podemos anadir ayuno a nuestras oraciones y mantenernos en oracion acerca de ciertas peticiones por semanas y meses y anos. Sin embargo, el milagro no ocurre simplemente porque hay una piedra en nuestro corazon que debe ser removida.

Se dice comunmente que la oracion resuelve todas las cosas. Bien, pero no hay que olvidar que la oracion resuelve todas las cosas, siempre y cuando no haya piedras en nuestro corazon, y cuando nuestras oraciones sean para la gloria de Dios, y no para gloriarnos a nosotros mismos. ¡Asi que, hasta que la piedra fue removida de enfrente de la tumba, el milagro de la resurreccion no pudo ocurrir!

Jesus estuvo esperando que la piedra fuera removida. ¿Podria ser que hay dentro de usted una piedra de criticismo; y es que por esto que sus oraciones no han sido oidas? ¿Podria ser una piedra de resentimiento entre alguien que le ha herido? ¿Podria ser que hay una piedra de egoismo escondida en lo profundo de su corazon; o una piedra de impaciencia o una piedra de planes personales que no han sido aprobados por Dios; o una piedra de avaricia?

Escuchen, mis amigos, si ustedes no estan diezmando sus ingresos y dando una ofrenda adicional - porque la Biblia habla acerca de diezmos y ofrendas - ¿como ustedes esperan que Dios conteste sus oraciones? Usted tiene una piedra de avaricia y desobediencia en su corazon. ¡Si nosotros no diezmamos o damos nuestras ofrendas, nosotros robamos a Dios! (Malaquias 3:8) ¿Como podemos esperar que Dios conteste nuestras oraciones, si nosotros somos ladrones? ¡Oh, que piedra! O habra una piedra de orgullo en el corazon de alguno, o de celos, o una piedra de amargura en el corazon de algun otro. Y tambien hay piedras de relaciones impias. Esto podria ser una piedra de "dejar de congregarnos" para la adoracion (Hebreos 10:25), que impide que nuestras oraciones asciendan al trono de Dios. ¿Ahora pueden ver por que muchas oraciones no son contestadas?

En cuanto a este evento con Lazaro, lo que impedia que el milagro tomara lugar fue una piedra de incredulidad. Como podemos leerlo en el versiculo 41, "Entonces quitaron la piedra." ¿Quien quito la piedra? Lo hizo Jesus, o lo hicieron ellos? Mi amigo, era Jesus que resucitaria al muerto, pero ellos tenian que quitar la piedra. ¿Que es mas facil, quitar una piedra o resucitar un muerto? Al principio es posible que digamos es mas facil quitar una piedra que resucitar a un muerto. Pero, al considerarlo mas en oracion y meditacion, conclui que es mas dificil para nosotros remover una piedra que para Jesus el resucitar a un muerto.

Cuando consideramos la historia de Israel, el pueblo de Dios, como es presentado en el Antiguo Testamento, podemos ver que para Dios fue facil hacer sus milagros. ¿Por que fue esto asi? Porque El es omnipotente, su poder es ilimitado. El problema no fue su habilidad para realizar milagros. Su problema, a pesar de su insistencia a Israel para que obedeciera, fue que El dificilmente encontro alguien quien estuviera dispuesto a remover las piedras de dentro de sus corazones, piedras de resentimiento, critica, mundanalidad, falta de oracion, idolatria y adulterio. Mi amigo, la histora es clara: de todos los adultos isrealitas que salieron de la tierra de Egipto, solamente dos llegaron a la tierra prometida, porque el resto de ellos tenian piedras en sus corazones. Y ellos rehusaron removerlas. Y de las siguientes generaciones que entraron en la tierra prometida, solamente unos pocos permanecieron fieles al Senor, y Dios tuvo que enviar su nacion, su pueblo, con aquellos que tenian un pacto, a un pais extranjero llamado Babilonia para castigarlos alla como prisioneros por setenta anos. ¿Pueden oir ustedes el llanto de Dios de las Escrituras, ¡Quien diera que tuviesen tal corazon, que me temiesen y guardesen todos los días todos mis mandamientos, para que a ellos y a sus hijos les fuese bien para siempre!" (Deuteronomio 5:29) Se ha visto que muy pocas personas han sido dispuestas para remover las piedras de sus corazones. Esto es porque el corazon del hombre es enganoso mas que todas las cosas y perverso. (Jeremias 17:9) El corazon del hombre es duro. Es obstinado, y es orgulloso.

Oh, querido, ¿cuantas personas habia en los dias de Jesus, quienes, como Pedro, cayeron a los pies de Jesus, confesando sus pecados? ¿Podria usted nombrar diez? ¿O cinco? ¿Cuantos hubo en esa epoca que vinieron a Jesus no para recibir sanidad sino para confesar y recibir perdon de sus pecados?

¿Tiene usted algunas piedras en su vida? ¡Remuevalas! Confiese sus pecados, arrepientase de ellos, y entonces Jesus hara el milagro de una resurreccion, una resurreccion a una nueva vida, a una vida del Espiritu. El lo librara, y sus oraciones comenzaran a ser contestadas.

Despues de que las piedras hayan sido quitadas, la oracion llegara a ser efectiva; esto es cuando la oracion puede dar los resultados y lo hara. "La oracion eficaz del justo puede mucho." (Santiago 5:16) Pero las piedras no han sido removidas, nuestras oraciones no alcanzaran a Dios. Considere esta ilustracion: si hay una piedra en una manguera de combustible de su automovil, usted podria conectar su tanque de combustible a una refineria, pero no importa cuanta gasolina usted bombee en su tanque, solo se derramara, y el automovil no arrancara. Esto seria sobre-llenar el tanque de combustible. En una manera similar, hay sobre-oracion con miles de oraciones que han sido desperdiciadas en la tierra, porque no hemos hecho caso de las palabras de Jesus: "Quitad la piedra." (Juan 11:39) ¿Estan de acuerdo? ¿Va usted a hacer esto?

Jesus nunca oro demasiado u oro de menos. Como aprendimos en esta historia, cuando se enfrento al hombre muerto, Lazaro, El no llamo para una reunion de oracion. El habia comenzado a orar por la sanidad de Lazaro tres dias antes cuando El oyo de su enfermedad, y habia orado suficientemente para este tiempo en que El llego donde Lazaro estaba sepultado. Nuevamente, lo unico que faltaba por hacer no era orar, sino remover la piedra para que el milagro ocurriera. Sí, queridos amigos, "¡Quitad la piedra!"

Despues que la piedra fue removida, "Y Jesus, alzando los ojos a lo alto, dijo: ‘Padre, gracias te doy por habermo oido.’" (versiculo 41) En otras palabras la oracion por la resurreccion de Lazaro ya habia sido oida aun antes de que la piedra fuera removida. Sin embargo, no seria contestada hasta que la piedra fuera quitada.

Lo que tambien es muy importante al venir al Senor en oracion, es venir a El sin cualquier prejuicio o preferencia personal, venir verdaderamente buscando la voluntad y la gloria de Dios, y no venir a Dios tratando de persuadirlo para que piense como nosotros pensamos o para que actue como nosotros queremos. Tales oraciones no traeran honor a Dios y no seran contestadas.

Dejeme darle una ilustracion practica que proviene de mis 33 anos de pastorado: Yo recibo una llamada telefonica de un personaje que llamaremos Alex. Alex dice: "Pastor Schultze, disculpeme pero no puedo estar en la iglesia hoy, ni podre ensenar mi clase de escuela dominical. Yo creo que Dios me esta llamando para quedarme en casa, porque mi padre viene para verme, ¡y yo no le he visto por tres meses! A mi me gustaria estar en casa con el, asi que yo creo que el Senor quiere que me quede en casa…"

Ahora bien, permitame hacer esta pregunta: en este caso particular, ¿quien esta diciendo a quien que hacer? ¿Es Dios quien esta diciendo a Alex que permancezca en casa, o es Alex diciendo a Alex que permancezca en casa? ¿Y esta usando Alex el nombre de Dios para dar credibilidad a sus deseos? Yo pienso que nosotros nos damos cuenta de que Alex esta tratando de pensar y escoger por Dios. Alex esta tratando de poner palabras en la boca de Dios. Cuando Alex usa el nombre de Dios como excusa, que mas puede decir el predicador. Cuando Alex entro en su cuatro de oracion (si acaso tiene uno), mi amigo, llego con un fuerte prejuicio y preferencia para permanecer en casa y no ensenar la escuela dominical. Alex salio de su cuatro de oracion no hablando de la revelacion de Dios, sino de su propio razonamiento y preferencia natural. El no fue a orar con un espiritu de neutralidad, estando dispuesto a ir por cualquier camino. George Mueller dijo que el no trato de encontrar la voluntad de Dios o pedir por la voluntad de Dios hasta que el estuviera en completa neutralidad acerca del asunto sobre el cual estaba orando. Durante el transcurso de su ministerio, un pastor recibira muchas llamadas como esta. Todas esas llamadas comenzaran diciendo, "Yo creo que el Senor quiere que yo…porque…" y entonces ellos daran una, dos, tres o cuatro rezones.

Mis amigos, no vengan a Dios con ideas prejuiciadas o con preferencias personales. No traten de instruir al Senor de como El debe escoger para ustedes. Por otro lado, debemos venir a Dios con un corazon abierto, y ustedes se sorprenderan de lo que El puede y hara. Volviendo al caso de Alex, Dios le podra recompensar con un tiempo maravilloso con su padre despues de que termina el servicio en la iglesia - el mejor tiempo que jamas haya tenido. O tal vez la voluntad de Dios es que su padre le acompane a la iglesia porque es alli donde debe estar - tanto como usted - en la casa de Dios.

Si deseamos que nuestras oraciones sean contestadas, antes que todo tenemos que discernir si tenemos alguna piedra en nuestros corazones. Despues debemos orar sin prejucios; es preciso que lleguemos a una total neutralidad para que podamos orar sinceramente, "Padre, no se haga mi voluntad, sino la tuya." Senor, no para mi gloria, sino para la tuya. Si usted no muere a sus propias ideas, prejuicios o deseos en cuanto a ciertas cosas, mi amigo, usted no recibira la voz del Senor, sino algo que creera es la voz de Dios. Para encontrar la voluntad de Dios, tenemos que empezar esperando en Dios, quitando las piedras de nuestros corazones, y dejando al Senor crucificar nuestros deseos personales, hasta que nuestro deseo sea solo el buscar su gloria. Si hacemos todo esto, nuestras oraciones seran contestadas, y vamos a ver milagro tras milagro. Mi amigo, "¡Quitad la piedra!"

Para recibir su propio ejemplar cada mes de Llamado a la Obediencia, favor de dirigirse a la direccion indicada al principio del texto.

email5.gif (14893 bytes) WGBD Newsletter -
Subscribe Today

 

Espanol(89 bytes)
Espanol

German (1037 bytes)
Deutsch


| Acrobat Reader |
Need a free Acrobat Reader? 
Click to go to Adobe.

adobe.gif (1692 bytes)

HOME | CONTACT | LINKS | NEWSLETTER | FAQ 
© Copyright 2004 WhereGodBuildsDisciples.com. All rights Reserved.